Durante la primer semana de agosto tuvimos la grata visita del misionero David Varner con quien iniciamos la obra de habilitar varios pozos de agua en la comunidad que atendemos. Durante su estadía trabajamos fuertemente para habilitar el primer pozo realizando una instalación de energía solar que alimenta todo el sistema de bombeo. Fue una semana muy intensa y cargada de trabajo pero al final valió la pena. Esperamos habilitar otros pozos muy pronto. Agradecemos a David Varner y a todos los que realizaron una donación en los Estados Unidos para bendecir esta comunidad. Dios les bendiga grandemente.