El día jueves 22 de diciembre celebramos la navidad en el Centro de Servicio Social Redención. Fue un tiempo muy agradable y divertido; un tiempo de convivencia con los niños que atendemos. Cada niño disfrutó de un almuerzo especial, luego se divirtieron con distintas actividades, entre ellas piñatas. Cada niño recibió su propio regalo que constaba de ropa y calzado. Cada regalo fue patrocinado por varios hermanos que con mucho amor enviaron una ofrenda especial para bendecir a estos niños.

Durante el transcurso de este año, a los niños se les enseñó el buen hábito del ahorro y junto con su regalo, a cada niño se le entregó la totalidad de lo que había ahorrado. Fue sorprendente ver como algunos niños ahorraron más de doscientos quetzales. Todo este dinero se le entregaba a los maestros que con mucho amor lo guardaron hasta la celebración de navidad.

Estamos muy agradecidos con nuestro Señor por habernos permitido bendecir la vida de estos niños durante un año más. Nuevos retos vienen en el año 2017 pero estamos seguros con los superamos en el nombre de Jesús. Agradecemos también a todas aquellas personas dentro y fuera de Guatemala, que han realizado donaciones de distintas maneras para bendecir la vida de estos niños y sus familias. Estamos completamente seguros que Dios los recompensará en grande.