En el Centro de Servicio Social Redención no nos preocupamos únicamente por el bienestar espiritual de los niños que atendemos en nuestras instalaciones, también hemos trabajado con sus familias llevándoles palabra de Dios. Al principio nos reuníamos al costado de una casa en la Comunidad Los Limones. Poco a poco el grupo fue creciendo y nos vimos en la necesidad de contar con un espacio adecuado para celebrar los servicios. Para esto se gestionó un proyecto de construcción con un grupo de estudiantes universitarios de la Universidad Rural de Guatemala. Los estudiantes de último año de la carrera de ingeniería civil realizaron la planificación y se pusieron manos a la obra.

Fue una construcción, en su mayoría, realizada con materiales reciclados. Hoy vemos la construcción y damos gracias a Dios por el corazón de estos estudiantes.